Bienvenido a mi camino…

No es lo que parece

Me he despertado y sentía que el de rojo me había traído mono de km… y mis padres me enseñaron que si te regalan algo hay que ser agradecido. Después de desentumecer piernas y de algunas decenas de km te encuentras con una de esas escenas de foto que te invitan a parar y disfrutarSigue leyendo “No es lo que parece”

4:45…

4:45… Deberían estar prohibidas las alarmas a estas horas, no creo que los humanos estemos biológicamente preparados para levantarnos tan temprano…pero será que tienes poco de humano y mucho de diablo. Cuando estás dormido estás en tu mejor momento, no necesitas desvelarte para volverte de este mundo, rasgarme la espalda, hacerte presente y llevarme hasta…Sigue leyendo “4:45…”

Te echo mucho de más

Soy de los que piensan que la inocencia es una virtud que deberíamos congelar para que no se pierda con los años… Y desde que soy padre no hago sino convencerme más y más a diario de ese pensamiento. Esta historia comienza cuando despues de cenar mi pequeño P se me arrumacó en el sofá,Sigue leyendo “Te echo mucho de más”

Luces apagadas para huellas bonitas

Lo escribes y lo envías… Y esperas… Desesperas… Y te contienes la ganas de gritar, los nervios, los anhelos… el silencio y la espera te dan la oportunidad de pensar y soñar con la respuesta… entonces empiezas a volar. Entre los minutos y las horas el miedo a perder, a que te vuelva a pasar,Sigue leyendo “Luces apagadas para huellas bonitas”

Pulseras con trozos de mi

Mientras hacías sumas “triples” te quedaste mirando fijamente el enorme rollo de lazo rojo sobre la mesa… ¿papá, para qué quieres tanto lazo? – me preguntó P. He cogido el rollo con las manos, sentía su suavidad y ante su mirada brillante e inquieta he necesitado respirar profundamente antes de intentar contestarle… Sabes P… papáSigue leyendo “Pulseras con trozos de mi”

Buenos Días

Amor… hoy me despierto con mi mente y mi cuerpo abrazado a ti… un abrazo tan largo como dura la noche, como desayunar tu piel al abrir lentamente los ojos… un abrazo que sana, que ama y es amado, hecho de ramas y raíces que se entrelazan, que hace de escudo ante el frío ySigue leyendo “Buenos Días”

Vivir muriendo

“Tengo un problema… No sé cómo salir… Mmmm, como todos aquí, bueno el problema no soy yo, o sí… tengo miedo y muchas veces no sé cómo comportarme, cómo ayudarle… estoy superada y no sé a quién explicarlo. Por eso vine aquí.” Era su tercer día en el grupo. Siempre ocupaba una silla enfrente deSigue leyendo “Vivir muriendo”

Verano Azul

Los veranos de mi vida han tenido finales de toda índole. Los recuerdo con olor a sardinas a la brasa, de viajes increíbles en una bicicleta BH medio destartalada, a revolcones entre olas y confidencias juveniles, a biberones, a melones robados en carreteras secundarias, a viajes locos de rock salvaje, a sexo, a besos aSigue leyendo “Verano Azul”

El matrimonio y el arte de repararse

Hoy me han pedido matrimonio. No una vez… sino dos. Y lo ha hecho alguien que no me conoce prácticamente de nada, salvo de verme en algunos momentos trabajando. Hasta entonces no se había fijado en mí, o al menos no como para sentirse atraída. La diferencia es que esta mañana mientras desayunaba me haSigue leyendo “El matrimonio y el arte de repararse”

Conexiones, Lunas y olor a Mar

En Sol aún no había salido y por la ventana entraba olor a mar cuando la llamada rompió el silencio de la madrugada. Rápidamente cogió el teléfono y susurrando contestaba mientras se deslizaba aún dormido por encima de las sábanas para no despertarla. Ella se levantó somnolienta poco después y al llegar al pasillo ySigue leyendo “Conexiones, Lunas y olor a Mar”

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora